categorias

Mitos y verdades acerca de la Centella Asiática y la Celulitis

Esta famosa y cosmopolita planta de la familia de la Umbelíferas, que suele crecer en rincones húmedos, ha saltado al estrellato como una de las herramientas más eficaces contra la tan temida celulitis. Su nombre científico es Hydrocotyle asiática L.Dado que el uso de la Centella asiática se ha restringido prácticamente sólo a fines cosméticos, tanta publicidad ha generado desconfianza y escepticismo sobre sus propiedades.

Centella Asiatica

Sin embargo, esta pequeña hierba perenne, con tallos delgados rastreros a subterráneos y de hojas abovadas, presenta en su extracto alcohólico ácidos grasos, alcaloides y terpenoides, entre los cuales destacan los asiaticósidos, responsables de su capacidad cicatrizante, y el madecasicósido, con efecto antiinflamatorio. 

Desde nuestro espacio de jardinería, os propongo aprender un poco más sobre esta planta.

Dichos terpenoides también presentan actividad antiespasmódica. Su uso es básicamente externo, en forma de polvos, ungüentos, cremas y jabones aunque también existen ampollas de uso intramuscular. Existen en el mercado cápsulas de ingesta oral, pero su administración se recomienda sólo bajo estricto control médico. 

 

Centella Asiática un tratamiento y remedio natural contra la celulitis 

Importante considerar sus contraindicaciones. Si bien no se ha comprobado su inocuidad durante el embarazo y la lactancia; usos prolongados pueden originar fenómenos de sensibilización. Otros usos mencionados en bibliografías especializadas, le adjudican potencialidades tales como: 

  • estimulante de la bio-sintesis del colágeno
  • cicatrización de úlceras varicosas y de decúbito
  • mejorador del trofismo conjuntivo
  • aumenta la formación de fibroblastos
  • contribuye a la mejora la microcirculación, reduciendo significativamente la celulitis.

El enfoque terapéutico con Centella asiática para la celulitis debe ser combinado, integral y personalizado. No hay tratamiento curativo total, pero se puede detener la evolución del trastorno o lograr una reversión del estado inicial, según cada caso. Siempre en todos los casos hay que acudir a la consulta del médico para que toda opción, incluída esta con Centella asiática, sea controlada bajo su supervisión.

Fuente: http://www.blogjardineria.com