categorias

EMPRESA

Historia explicada por Julio Guerrero Núñez
Fundador de Laboratorios Julguer (Fallecido el 1 de Octubre 2004)

Nació de una inquietud
En 1973 conocí los llamados HEALTH FOOD en Estados Unidos de América; eran tiendas naturistas de las que poco o nada sabía, pues mi experiencia se enmarcaba en la rama de visitador a médicos; profesión que mantuve por 18 años en Laboratorios H.G. (Guayaquil); American Cynamid Lederle (U.S.A.) y Shering A. Berlin (Alemania).

Volví con esta inquietud a Guayaquil, donde abrí la primera tienda. Apoyado por el conocimiento empírico de vendedores de hierbas del mercado y por autores como Acosta Solís, aprendí a aplicar, tratar, querer y confiar en las plantas. Casi al mismo tiempo inauguraba dos nuevas tiendas naturistas en el área de mayor desarrollo de la ciudad.

Tiempo después, por diversas razones me vi obligado a dejar de ser distribuidor y pasar a ser fabricante de productos naturales.

Cambio de hábitos, una gestión de servicio 

Para la mayoría de las personas, la leche y la carne solamente provenían de los animales.

Decir y demostrar que de la soya se podía obtener productos semejantes sólo fue posible con una comunicación personal de carácter educativo y experiencial. Desde aquel momento en que se inició JULGUER, ganamos la confianza del público, médicos y establecimientos comerciales, al descubrir el secreto del éxito: vender productos naturales y brindar conocimiento, es decir, la rentabilidad y el servicio. De la producción casera a la fabricación industrial.

 La primera etapa de fabricante fue como industria casera bajo el esquema de empresa familiar, con apoyo de mi esposa y mis hijos. Desarrollábamos productos con germen y salvado de trigo bajo un proceso doméstico de elaboración y empacado. Posteriormente hicimos Granola, producto con el que se inicia JULGUER a nivel industrial.

Desde entonces hasta ahora, el crecimiento ha sido progresivo gracias al gran esfuerzo, trabajo, tesón, sacrificio y labor mancomunada de todos los que hacemos JULGUER. Nuestra esencia Descubrimos la maravilla oculta en nuestra tierra, tomamos de su seno generoso las plantas y demás elementos con que elaboramos nuestros productos, y orgullosamente lo ofrecemos al que los necesite.

Demostramos que en el Ecuador hay recursos, oportunidades de progreso y que para obtener grandes logros hay que respetar al prójimo y al entorno. Con perseverancia, responsabilidad y honradez, lograremos una patria grande y próspera.

Cargando...